MUNDIAL 2018: GOLEANDO AL RACISMO, LA XENOFOBIA Y LA HOMOFOBIA

 

El fútbol es uno de los deportes más globales del mundo. Se espera con expectativa el inicio de la Copa delMundo 2018 que tendrá lugar en Rusia. Sólo la final del Mundial de Brasil 2014 tuvo más de mil millones de televidentes, esto nos da una idea de la magnitud del evento.

Pero no hablaremos de futbol, sino de otras cosas que ocurren en la cancha y en el contexto deportivo. Hablaremos de un fenómeno que prevalece en los encuentros futbolísticos de todo el mundo, pero hoy nos importa hablar de Rusia, país sede del mundial.

En los últimos años hemos sido testigos de la persistencia del racismo, la xenofobia y la homofobia en los espacios deportivos, específicamente en las canchas de fútbol. En México, por ejemplo, no ha sido posible erradicar los gritos homofóbicos como ¡Eh Puto!

Pero ¿qué pasa en Rusia? Los incidentes relacionados con mensajes difundidos por la derecha tuvieron un descenso en el último año. Sin embargo, aún persisten las expresiones racistas a través de cánticos que son un indicador del arraigo del racismo, pero también de la falta de esfuerzos para prevenir estos hechos por parte de los clubes de fútbol en ese país.

Las expresiones homofóbicas han aumentado, esta tendencia se atribuye a la homofobia institucionalizada en la sociedad rusa y legitimizada a través de diferentes leyes. Desafortunadamente, los jugadores que han sido víctimas del racismo en Rusia siguen estando desprotegidos.

Entre junio de 2017 y mayo de 2018, se registraron, sobre todo, en los partidos de futbol en Rusia expresiones discriminatorias a través de grafitis, mantas, carteles, etc. Pero también, durante los encuentros, se manifestaron cantos con expresiones racistas. Las manifestaciones discriminatorias más recurrentes son las que contienen símbolos o eslóganes neonazis, racistas y homofóbicas.

Por ejemplo, en un partido los fans comenzaron a cantar “Banana, banana-mama, por qué chingados nuestro equipo nacional necesita un mono”, esta expresión estaba dirigida al jugador Guilherme Marinato, nacido en Brasil y quien ya es ciudadano ruso y juega en el equipo nacional ruso.

Pero las agresiones no se han quedado sólo en cantos o pancartas, sino que han trascendido la cancha de juego. El grupo de ‘hooligans’ “los carniceros de Orel” marcharon a lo largo de la calle central en la ciudad de Orel para festejar su 21 aniversario. Durante esta marcha cantaron “Orel es una ciudad blanca” al tiempo que atacaron a tres estudiantes de origen iraquí.

La Copa Mundial Rusia 2018 se llevará a cabo entre el 14 de junio y el 15 de julio de este año. Habrá que estar atentos a los goles contra el racismo, la xenofobia y la homofobia.

Fuentes: Discriminatory incidents in Russian football 2017-2018
Más de 1,000 millones de personas vieron la final del Mundial 2014
Otras lecturas sugeridas: Deportes y discriminación